Lecturas recomendadas desde el departamento de Administración:

external image 1_cubierta_bartleby.jpg
la-hoguera-de-las-vanidades.jpg
el_mercader_de_venecia.jpg







Bartleby El Escribiente:


external image 1_cubierta_bartleby.jpg
No es fácil encontrar algún libro relacionado con algo tan prosaico como la Administración, pero refuscando en nuestro archivo hemos encontrado algo que puede parecerse: Bartleby el Escribiente.
Todos aquellos que hayan leído Moby Dick conocerán al autor de esta novela, Herman Melville, aunque ambos relatos no tengan demasiado que ver hay un fondo común, la obsesión, ya sea por algo tan material como la ballena Moby Dick o tan inmaterial como el "PREFERIRÍA NO HACERLO" de Bartleby.
Bartleby es un escribiente que ha sido contratado por un abogado para hacer de copista en su bufete; su jefe le asigna un lugar en la oficina junto a una ventana y al principio todo marcha bien, pero un día su jefe le manda revisar unos documentos y él responde "Preferiría no hacerlo".
Desde ese momento y cada vez que su jefe le encomienda una tarea, siempre repite lo mismo "preferiría no hacerlo".......... ( el final no lo vamos a contar aquí, para averiguarlo leedlo).
Dio lugar a una obra de teatro que llegó a estrenarse en Madrid y en el siguiente video podéis ver algunas escenas. Que lo disfrutéis:







La hoguera de las vanidades:


la-hoguera-de-las-vanidades.jpg

Interesante y entretenido, si consideramos la situación actual de nuestro mercado de valores: La hoguera de vanidades de Tom Wolfe:
Tom Wolfe debutó triunfalmente como novelista con La hoguera de las vanidades, que fue calificada como la novela de Nueva York. El protagonista es un yuppie, un asesor financiero que se ha convertido en la estrella de una firma de brokers, pero que se ve inmerso en rocambolescas dificultades jurídicas, matrimoniales e incluso económicas a partir de la noche en que se pierde por las calles del Bronx cuando llevaba a su amante del aeropuerto Kennedy a su nido de amor. A partir de esta peripecia, Tom Wolfe va hilando una compleja trama que le permite presentar el mundo de las altas finanzas, los restaurantes de moda y las exclusivas parties de Park Avenue, así como el submundo picaresco de la policía y los tribunales del Bronx, y también el mafioso universo de Harlem y las nuevas sectas religiosas. Un hilarante e irrepetible fresco, diseccionado con desenvuelta crueldad y acerada ironía por un Tom Wolfe en plenitud de facultades. El personaje central resulta ser finalmente la gran capital del mundo en este final de siglo: Nueva York, con todos sus esplendores y todas sus miserias.








El mercader de Venecia:


el_mercader_de_venecia.jpg

Una obra maestra para los "amantes" de los negocios.Lo que Shakespeare quiso destacar con esta obra es el triunfo de los verdaderos sentimientos humanos, como el amor y la tolerancia, por encima de la religión o la condición social de las personas. Su recomendación sigue siendo necesaria cinco siglos después.
Estamos en Venecia en algún momento del siglo XVI. Un joven caballero llamado Basanio acude en busca de dinero a su buen amigo Antonio. Está enamorado de la bella Porcia a la que acechan una legión de ricos pretendientes. Su amigo no puede ayudarle; ha invertido todas sus riquezas en mercancías que son transportadas desde lejanos lugares. A pesar de todo Antonio anima a su amigo buscar crédito; él saldrá fiador. Basanio busca entonces a Shylock un viejo usurero que extrañamente acepta realizar el préstamo sin intereses. Pero a cambio exige una garantía siniestra con la que vengarse de todos los insultos y vejaciones sufridas por su condición de judío